Ego

Abrí los ojos y sentí tu ausencia presente cerré los ojos y te vi tras la muralla tallada mano a mano, día a día, minuto a minuto en tu silente caminar, llagas no sangrantes con la sal de ese mar, las curaste. Desde dentro de la muralla, vaciaste tu alma sentidos vertidos fueron lastrados tuyos…